La pildora No es Abortiva

Pastilla del día después:
Médicos aseguran que píldora no es abortiva
Los doctores Fernando Zegers, Soledad Díaz y Horacio Croxatto sostienen que el anticonceptivo alteraría la calidad de la ovulación y no al embrión.
Matías Estay


DEFIENDEN LA "PILDORA",- Los doctores Fernando Zegers, Soledad Diaz y Horacio Croxatto dicen que la píldora debe ser entregada a todas las mujeres que la requieran y no solo en caso de violación, ya que esta no es abortiva.

El Mercurio, domingo 9 de mayo de 2004- Como una forma de dar respuesta a toda la polémica generada por el tema de la píldora del día después, los médicos Horacio Croxatto, Soledad Díaz y Fernando Zegers aseguraron ayer que la pastilla no es abortiva y que esta debiera venderse en farmacias como cualquier otro anticonceptivo.

Los facultativos entregaron su visión en respuesta a las criticas hechas por la Iglesia Católica y algunos especialistas, como el doctor Patricio Ventura.

Según Zegers, dicho cuestionamiento, proviene de estudios hechos con ratas y monos, y no es valido ni aplicable a los seres humanos en los cuales no es éticamente aprobado realizar directamente estas investigaciones científicas.

"Estudios realizados en otras especies de monos y ratas demuestran que el fármaco no altera el desarrollo del embrión, ni su implantación ni la continuación del embarazo. Es particularmente interesante que estos dos estudios realzados en especies muy distantes entre sí conducen a la misma conclusión, no inducen el aborto. No obstante, razones de orden ético no permiten ni permitirán realizar estudios similares en la mujer. Por ende esta información en el embrión humano podía nunca llegar a existir", explicaron los facultativos.

El trío medico afirma que el levonorgestrel, nombre científico para la pastilla del día después, actúa inhibiendo, postergando y alterando la calidad de la ovulación junto con modificar la migración de los espermios en el tracto genital femenino.

Estos antecedentes bastan para clasificarlo como un anticonceptivo que actúa por un mecanismo pre-conconcepcional y que no podría se efectivo una vez comenzado el embarazo.

Lo ideal es que el medicamento se tome dentro de los tres primeros días después del acto sexual, donde el fármaco tendría un 85 por ciento de éxito. Después de esto y hasta el quinto día su efectividad desciende a un 31 por siento y ya en el sexto, esta seria casi nula.

Horacio Croxatto, Soledad Díaz y Fernando Zegers calificaron de restrictiva la medida del Gobierno, de que solo aquella mujeres que han sido violadas podrían acceder al producto.

Para Zegers, el hecho de que la "pastilla del día después" no sea abortiva indica que no hay razón alguna para impedir a la mujer tener libre acceso a este medicamento.

"¿Cuál es el argumento que hace que esta forma de anticoncepción sea distinta?. Es un absurdo restringirlo a las violaciones cuando esta demostrado que no es abortiva", ratifico el doctor Zegers.

Nota: Esta medida del Gobierno, de restringirla solo a los casos de violación puede explicarse como de prudencia ante la sobrereaccion de los grupos fundamentalistas de la iglesia y de derecha que en forma obstinada se oponen a la libertad de las mujeres a decidir por si mismas el aceptar quedar embarazadas por un acto de fuerza, e imponerle a estas por la fuerza el no poder disponer de esta alternativa.

El alejamiento del doctor Croxatto

Los rumores escuchados este viernes sobre el despido del doctor Croxatto no son algo nuevo para el especialista.

Fue en 1999 cuando -tras la firma de una carta dirigida al Congreso que explicaba la injusticia social que significaba aumentar las penas para las madres que aborten- dicha casa de estudios le pidió la renuncia.

En el manuscrito se protestaba por las mujeres que tendrían que pasar 15 años en la cárcel en vez de cumplir la condena en su hogar. Si bien en la carta se mostró claramente que el doctor Croxatto no era partidario del aborto, personas cercanas a la pontificia universidad no entendieron razones y le exigieron su renuncia al cargo de profesor titular.

Hoy el doctor Croxatto trabaja para dicha entidad, pero en calidad de investigador asociado, lo que le ha significado un alejamiento de las cúpulas universitarias y que se refleja en la seguidilla de polémicas entre la institución y el ginecólogo. Frente a esto ultimo el doctor Croxatto solo responde: "hace tiempo que no le temo a nada".

Conforme a la evidencia científica directa, quien afirme que el levonorgestrel es abortivo estará faltando odiosamente a la verdad
Dr. Horacio Croxatto
Instituto Chileno de Medicina Reproductiva

Cuando el Instituto de Salud Pública aprobó el registro del primer producto hormonal dedicado a la Anticoncepción de Emergencia (AE), que contenía levonorgestrel (LNG), muchas personas se opusieron a su venta porque creían que interrumpía la vida recién iniciada de un nuevo ser humano. Basándose en esa creencia, el producto fue etiquetado como abortivo; rótulo que aún no termina de despegarse de la conciencia pública. Muchos argumentamos que no había evidencia de que actuara interrumpiendo una vida ya iniciada. No obstante, surgieron numerosos expertos improvisados, quienes se empecinaron en sostener que era abortivo. Un hecho que indudablemente contribuyó a sostener la etiqueta de abortivo es que los textos y artículos publicados hasta esa fecha daban una larga lista de posibles mecanismos de acción teóricos, entre los que se mencionan varios que actúan después de la fecundación. Los "expertos" no distinguieron entre lo que es teóricamente posible y lo que está comprobado, y sin prestar atención a esta crucial diferencia afirmaron categóricamente que el LNG era abortivo. En esa época tampoco teníamos evidencia científica directa de que nunca, en ningún caso, actuaba interrumpiendo una vida humana ya iniciada. Esto, me impidió afirmar categóricamente que no es abortivo y me limité a sostener que no había evidencia de que lo fuera.

La reacción de los científicos ante esta mezcla distorsionada de ciencia y religión fue tratar de saber más y suponer menos; tratar de reemplazar el oscurantismo por la verdad, cualquiera que esta fuera. Ahora tengo el agrado de informar que en estos dos años hemos hecho progresos sustanciales para entender cómo es que el LNG previene un embarazo cuando se usa como AE.

Sabemos que un coito sólo es efectivo para producir un embarazo cuando ocurre en el mismo día en que la mujer ovula o en cualquiera de los cinco días previos a la ovulación. Es decir que 5 de los 6 días (86%) en que el coito es potencialmente fértil, preceden a la ovulación. Si la píldora tomada entre uno y cinco días antes de la ovulación fuera capaz de impedir la ovulación, podría prevenir cerca del 86% de los embarazos. Ocurre que el LNG previene cerca del 86% de los embarazos esperados. Los cuatro estudios realizados independientemente en Edimburgo, Ciudad de México, Estocolmo y Santiago muestran que el LNG es capaz de interferir con el proceso ovulatorio en la mujer cuando se administra antes que la ovulación sea inminente. Dos estudios realizados en Santiago demuestran que el LNG también interfiere con el proceso ovulatorio en la rata y en la mona Cebus cuando se administra antes que la ovulación sea inminente. No hay ninguna duda de que el LNG tiene la capacidad de impedir la fecundación por este mecanismo después que una mujer tiene un coito en el periodo fértil. Pero si la ovulación ya es inminente este mecanismo no opera y la mujer se embaraza, a no ser que el LNG actúe sobre los espermatozoides, mecanismo que aun está en estudio. Esto explica que aproximadamente uno de cada diez embarazos que se espera que ocurran después de un coito no protegido en el periodo fértil, ocurren a pesar del uso del LNG.

Por otra parte, los investigadores de Ciudad de México y de Estocolmo buscaron las teóricas alteraciones del endometrio causadas por LNG que podrían interferir con la nidación del embrión y no las encontraron. En Santiago también diseñamos experimentos para determinar si el LNG interfiere con procesos posteriores a la fecundación en la rata y en la mona Cebus, y no encontramos ninguna interferencia. El número de embriones que se implanta en el grupo tratado con LNG es idéntico al que se implanta en el grupo control. Es decir, el LNG no tiene en ninguna de estas dos especies la capacidad de reducir el número de embriones que se implantan. Sólo tiene capacidad para reducir el número de embriones que se forman. En conclusión, sólo previene la fecundación!

Algunos de estos antecedentes ya están publicados, otros han sido comunicados en congresos científicos y están en proceso de publicación. Una vez que hayan alcanzado ampliamente el dominio público de la ciencia, quien afirme que el LNG es abortivo, estará faltando odiosamente a la verdad.

Articulo publicado en la sección editorial de el diario "El Mercurio" el 28 de enero de 2003.

Este articulo lo tome de la pagina: Anticoncepciondeemergencia.cl, donde hay mucha mas informacion sobre la anticoncepcion de emergencia e incluso de como se puede obtener esta usando pildoras anticonceptivas de uso habitual y de acceso libre en cualquier farmacia

Las publicaciones cientificas orignales estan en internet en: HUMAN REPRODUCTION
Y el articulo especifico en este link: Aqui

Es recomendable visitar tambien la pagina: Anticoncepciondeemergencia.cl

HOME || Biologia || E-Mail || Luis Vargas, Puente Alto, Chile, 01 de febrero de 2005